Blog de Juan-Luis Alegret

Blog de Juan-Luis Alegret para compartir lecturas, ideas y sensaciones sobre el estado del mundo y de sus gentes pues no solo hay que saber vivir, sino que también hay que saber donde vives

29 mar. 2010

Los Estados Unidos post-americanos

Que pasa en los EEUU de este mundo post-americano, tal y como lo nombra Fareed Zakaria. Un mundo no ya bipolar sino multipolar o un desorden sin polos.

El balance del primer año de presidencia de Obama es descorazonador: Israel se le monta encima, Irán desprecia la mano tendida. China se le enfrenta por el Dalai Lama, Afganistan ya no es sostenible en las condiciones actuales, Pakistan parece que se va hundiendo; la Cumbre de Copenhague un rotundo fracaso, la paz en Palestina ya casi ni es reivindicada. ¿Que pasa? Pues que el multilateraalismo de Obama, aquel que tanto agradecimos, es muy difícil de aplicar y más con el lastre que le había dejado Bush. Pero el Congreso es el gran problema de Obama y no tanto Irán, Rusia China o Al Queda.

El control del pueblo sobre los gobernantes, más concretamente sobre su presidente, que es una de las características más relevantes de la democracia norteamericana, parece que se esta tornado en su propia venganza. El Congreso tiene unos poderes tales que puede obstaculizar la política presidencial hasta unos niveles que aun no nos los imaginamos. Ni después de ver el intento de reforma sanitaria. Y por si eso fuera poco, ahora el Supremo acaba de dar luz verde para que los lobbies puedan hacerse definitivamente con el espacio político de forma determinante y siempre actuando como un “poder sin responsabilidad”. Congresistas demócratas votando en contra de las propuestas de su presidente porque tienen que pensar en las próximas elecciones en las que ya parece descartada la movilización politico-ideológica que movió a la gente en las últimas.

El espacio político del centro, en el que se resolvían hasta hace poco, muchos de los problemas de gobierno en Estados Unidos, hoy esta casi desaparecido. El espectro político ya esta totalmente polarizado, enfrentando a demócratas y republicanos de forma hasta ahora no conocida.

Si de la antigua Unión Sovietica decíamos que estaba sometida a la dictadura de la Nomenclatura, de la política norteamericana actual podríamos decir que esta sometida a la dictadura de los intereses corporativos intermediados por los lobbies y los moradores del Congreso, esos que aquí llamamos “los políticos”. La prueba de que eso es así es que ya un afroamericano puede ser presidente.

No hay comentarios: