Blog de Juan-Luis Alegret

Blog de Juan-Luis Alegret para compartir lecturas, ideas y sensaciones sobre el estado del mundo y de sus gentes pues no solo hay que saber vivir, sino que también hay que saber donde vives

5 mar. 2011

Vayamos preparándonos...

El reino equilibrista

Xavier Batalla La Vanguardia 5 marzo 2011

Arabia Saudí, la mayor reserva de petróleo, también teme la revuelta popular iniciada en Túnez. Para evitar el contagio, el discurso del rey Abdulah, de 86 años, ha sido simple: que se hagan fijos los contratos temporales de los saudíes que trabajan para el Estado. En Washington se considera que el reino, equilibrista entre Occidente y el integrismo wahabí, capeará el temporal. Pero ayer ya hubo manifestaciones chiíes.YenFacebook se convoca para el 11 de marzo un día de la cólera. Estos son algunos de los porqués. ¿Por qué empezó todo con una boda? Los Saud, una dinastía fundada en los alrededores de Riad, se lo deben todo a la iniciativa de Mohamed ibn Saud, jefe tribal que en 1744 selló un pacto político y familiar con Mohamed ibn Abd al Wahab (1703-1792), un rigorista suní partidario de regresar a los orígenes del islam. El hijo de Saud, Abdulaziz, se casó con la hija de Wahab, y el pacto político se ha mantenido, con algunas sangrientas excepciones, hasta el presente. La doctrina wahabista dirige ideológicamente Arabia Saudí, donde los códigos de conducta son mucho más estrictos que en ningún otro país árabe, y también fue fundamental en el nacimiento tanto de Pakistán como de los talibanes. ¿Por qué se fundó Arabia Saudí? La península Arábiga, bajo dominio del imperio otomano desde principios del siglo XVI, se fragmentó políticamente en el siglo XVIII. A comienzos del siglo XIX, los otomanos y sus aliados egipcios volvieron a controlar la península, pero todo empezó a cambiar en 1902, cuando otro Saud, también Abdulaziz, en alianza con el ejército wahabi (Ikhwan, hermanos musulmanes), conquistó Riad. A partir de 1906, los Saud conquistaron la mayor parte de la península, incluida la región de Hiyaz –con La MecayMedina–, que arrebataron al rey hachemí Ali, hermano de los monarcas de Iraq y Transjordania. Y en 1932, Saud III proclamó el reino saudí. ¿Por qué el petróleo está en mal sitio? Los saudíes deben mucho a Winston Churchill, quien a principios del siglo XX decidió que los buques de la Royal Navy no quemaran carbón y se alimentaran de petróleo. Pero Londres fracasó después en su intento de asegurarse el suministro de petróleo en Arabia Saudí. Los saudíes terminaron sellando un acuerdo con la petrolera estadounidense Aramco. La monarquía suní, sin embargo, tiene el petróleo en un mal sitio. En el reino (23millones, seis de ellos extranjeros), el 10% de la población es chií, minoría mayoritaria en los oasis de Qatif y Al Hasa, en el este, donde se bombea el 90% del petróleo saudí. Grupos chiíes se manifestaron ayer para protestar por la detención de un jeque. ¿Por qué aguantan los hijos de Saud? No sólo por el pacto con el wahabismo que les legitima religiosamente. Saud suscribió en 1945 otro pacto con el presidente estadounidense Franklin Roosevelt, quien se comprometió a defender el reino a cambio de petróleo. Los sucesores de Roosevelt siempre han cumplido lo pactado. Y Arabia Saudí le ha correspondido. Ha suministrado petróleo amenudo por debajo del precio de mercado. No ha participado directamente en ninguna guerra contra Israel. RespaldóaWashington frente al nacionalismo laico del presidente egipcio Gamal Abdel Naser. Y financió a Sadam Husein en su guerra contra Irán y, después, a la guerrilla musulmana que, con el apoyo de Estados UnidosyPakistán, expulsó a los soviéticos de Afganistán. Pero no todo han sido favores. La familia también se ha gastado una fortuna en mezquitas ymadrazas que fomentan un islam hostilaOccidente. Yquince de los diecinueve terroristas del 11 de septiembre eran saudíes. Seyyed Vali Reza Nasr, de la Universidad de California, ha sentenciado que "Arabia Saudí es la causa más importante de la fanatización del islam". ¿Por qué comenzó la inestabilidad? El equilibrio de la casa de Saud comenzó a ser inestable cuando los puritanos denunciaron el estilo de vida extravagante de la familia real, compuesta por unos 7.000 príncipes. El primer aviso fue la ocupación de la Gran Mezquita de La Meca, en 1979, que se saldó con la decapitación de 63 rebeldes.Yel segundo aviso ha sido Osama bin Laden, que condenó a lamonarquía por haber solicitado la presencia de tropas estadounidense en suelo saudí a raíz de la guerra del Golfo. Los orígenes ideológicos de Bin Laden se remontan a la guerra civil de la década de 1920, cuando Saud, después de haber conquistado Medina, aplastó una revuelta del ejército wahabí, partidario de proseguir la conquista. Bin Laden encarna la rebeldía de aquellos wahabíes. Y a estas tensiones, los Saud añaden la rivalidad con Irán, cuyo programa nuclear les obsesiona. Teherán auxilió a los saudíes chiíes que huyeron tras los enfrentamientos de 1979. ¿Por qué no se reduce el desempleo? Los ingresos por el petróleo subvencionan la pasividad política en un reino que, según Democracy Index 2010, ocupa el lugar 160 en una lista de 164 países. La reforma más atrevida ha consistido en la elección de unos consejosmunicipales cuyo poder es limitado. Muchos jóvenes tienen acceso a universidades extranjeras, lo que les acerca a lamodernidad, pero los cines están prohibidos, como el alcohol y los templos no islámicos, y lamujer, a la que no se le permite conducir, podrá votar pero no ser candidata en las elecciones municipales del próximo 23 de abril. Los jóvenes invierten años en las escuelas y universidades a golpe de Corán, pero el desempleo es elevado, entre otras cosas porque las nuevas generaciones no están preparadas para acceder a unos puestos de trabajo que ocupan extranjeros. Para reducir el desempleo, la corona ha impuesto a las empresas extranjeras la contratación de una cuota de saudíes. Pero muchas empresas, según The Times, pagan religiosamente los salarios a cambio de que los saudíes se queden en sus casas. ¿Por qué el futuro saudí es incierto? El futuro de la monarquía saudí es incierto. ASaud III (1932-53) le han sucedido en el trono cinco de sus 37 hijos: Saud IV (1953-64), Faisal (1964-75), Jalid (1975-82), Fahd (1982-2005) y el actual rey, Abdulah. De mantenerse la norma de que el sucesor sea hijo del fundador (seis con vida), los reinados serán cada vez más breves.Yel proceso de selección se ha hecho más complejo desde que Abdulah creó en el 2006 una comisión que deberá ratificar al sucesor: el hasta ahora considerado heredero, el príncipe Sultán, de 87 años y operado de cáncer, o el príncipe Nayez, de 77. La edad media del Gobierno es de 65 años, frente a los diecinueve años de la población, cuyo 70% tiene menos de treinta.

No hay comentarios: